Mujeres indígenas, y también las que están en comunidades rurales aisladas, expresan su interés en usar tecnología geoespacial para proteger bosques comunitarios en la Amazonía brasileña.

La red Origens Brasil®, facilitada y administrada por la ONG brasileña Imaflora, conecta a los productores comunitarios, asentados en corredores de áreas protegidas (Territorios) en la Amazonía, con el mercado de consumidores, para impulsar relaciones comerciales éticas y valorar la producción que ayuda a mantener el bosque en pie. Los Territorios son extensos y diversos en cuanto a productos y personas que viven en ellos.

Las personas y comunidades que conforman la red Origens Brasil® son un grupo de usuarios objetivo de TerraOnTrack, una aplicación web que se está codesarrollando con SERVIR-Amazonia. La aplicación permitirá a las comunidades tradicionales y pueblos indígenas identificar rápidamente las amenazas potenciales a sus territorios y monitorear las actividades ilegales en el terreno, lo que a su vez aumentará la protección de los bosques y la capacidad de gestión territorial. TerraOnTrack está en las etapas finales de desarrollo, y la participación de las comunidades es muy esperada, como proveedores de retroalimentación y también como usuarios.

TerraOnTrack también beneficiará en gran medida el sistema de monitoreo de la red Origens Brasil® que Imaflora ha estado manejando durante tres años. TerraOnTrack haría que el sistema de monitoreo sea mucho más ágil. A la fecha, los indicadores son recolectados y respondidos por los técnicos de las instituciones de apoyo (quienes brindan soporte técnico, ayudan con el registro de productores en la medición de bienes y volúmenes producidos), así como por los fabricantes beneficiarios y los propios integrantes de la red. Actualmente, los datos se recopilan mediante la aplicación de un cuestionario.

El sistema de seguimiento busca, entre otros objetivos, evaluar el impacto de la red en las mujeres que la integran mediante la recopilación de información sobre la producción, sus métodos de participación en la toma de decisiones y sus percepciones de los cambios que se generan con su inclusión en la red. Como participantes en el sistema de monitoreo actual, las mujeres señalaron las posibilidades que brinda la aplicación TerraOnTrack, para identificar amenazas a sus áreas de recolección de productos, así como la ubicación, volúmenes de productos y otras funcionalidades que se puedan desarrollar.


¿Quiénes son las mujeres de la red Origens Brasil®?

La red Origens Brasil®, que opera en cinco territorios – Xingu, Calha Norte, Río Negro, Solimões y Tupi Guaporé – cuenta con un total de 848 mujeres registradas, quienes representan el 45% de todos los integrantes de la red. De este total, 104 de ellas son extractivistas (recolectoras de nueces y otros productos no maderables), 661 son indígenas y 83 son quilombolas [miembros de comunidades rurales aisladas que fueron creadas por exesclavos fugitivos].

Algunas de las actividades productivas en las que más participan las mujeres son los productos artesanales, las nueces de Brasil y la harina de yuca. El siguiente gráfico muestra el número de mujeres registradas como productoras en los cinco territorios.

Los indicadores, creados específicamente para mujeres, tienen como fin capturar el nivel de su intervención en la toma de decisiones para la venta de productos. Los datos muestran que la mayoría (78%) de ellas participa en esta decisión, a pesar de que solo el 39% de este total ha respondido alguna vez que así es, como se muestra en el gráfico siguiente.

También se identificó una baja participación de las mujeres en los cursos de formación de Origens Brasil®. Como se mencionó, el idioma puede ser un factor limitante. Sin embargo, la mayor participación de las mujeres jóvenes en los cursos de capacitación de Calha Norte puede ser un indicador de que las mujeres mayores o casadas tienen una responsabilidad con las tareas del hogar y los niños. Según Mariana Finotti, coordinadora del proyecto de Imaflora / Origens Brasil®, los datos aún se están procesando y serán analizados. No obstante, el proceso de análisis de la información ya está permitiendo extraer conocimientos basados en el seguimiento de algunas relaciones comerciales. Por ejemplo, se percibe la satisfacción de las mujeres indígenas cuando ven sus artesanías valoradas y transformadas en bolsos, zapatos, lámparas.

Por otro lado, la participación de las mujeres en la recolección de nueces es prácticamente imperceptible, ya sea porque la producción se vende a nombre de los hombres o porque realizan actividades que no se contabilizan en la producción, como cascar las nueces, proporcionar comidas y cuidar de los niños, mientras los recolectores se adentran en el bosque con toda la familia.

Estas percepciones preliminares muestran que hay oportunidades para aumentar la participación de las mujeres, mediante la aplicación de la herramienta o en la producción y en la toma de decisiones. Con los resultados sistematizados, los miembros de la red podrán profundizar en el análisis, para evaluar las mejoras necesarias y su implementación.