Socios

SERVIR-Amazonia está liderado por instituciones reconocidas internacionalmente que tienen un sólido historial de logros en la aplicación de soluciones basadas en la ciencia a problemas de desarrollo.

El CIAT, una organización internacional de investigación para el desarrollo, es el centro líder en la implementación de SERVIR-Amazonia. Formalmente creado en 1967, su objetivo es aumentar la prosperidad y mejorar la nutrición humana en los trópicos mediante soluciones científicas en agricultura y medio ambiente. El CIAT ha sido un actor regional durante los últimos 50 años, con vínculos a organizaciones públicas, privadas y no gubernamentales en la región de la Amazonia.

El CIAT aporta un conjunto robusto de competencias centrales en las áreas temáticas prioritarias para SERVIR-Amazonia. A través de su área de investigación en Agroecosistemas y Paisajes Sostenibles, el Centro se posiciona como un proveedor de evidencia sobre enfoques de resiliencia de los sistemas, eficiencia en el uso de recursos, equidad social y medios de vida locales. El CIAT además lidera el programa global de investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), que identifica y aborda las interacciones, sinergias y ventajas vs. desventajas entre cambio climático y agricultura. Finalmente, el CIAT ha desarrollado una experticia regional en una variedad de tecnologías geoespaciales dentro de las áreas temáticas de SERVIR, incluidas: sistemas de monitoreo y pronóstico en casi tiempo real que optimizan el aprendizaje automático para identificar pérdida de hábitat, modelos de aptitud climática para la planeación de paisajes resilientes al clima, análisis de escenarios geoespaciales para ayudar en la resolución de conflictos relacionados con el agua o evaluaciones de servicios ecosistémicos que integren presupuestos de carbono del suelo, biodiversidad y agua.

El CIAT es un centro de investigación de CGIAR – una alianza mundial de investigación para un futuro sin hambre, dedicada a reducir la pobreza, incrementar la seguridad alimentaria y nutricional y mejorar los recursos naturales.

GIS, un equipo de pensamiento estratégico ambiental con sede en Estados Unidos, establecido en 1998, reúne a científicos con experticia en análisis geoespacial, ciencias ambientales y socioeconómicas. El objetivo de SIG es ayudar a los grupos interesados a tomar decisiones informadas en materia de gestión, uso del suelo y políticas, al convertir datos espaciales en conocimiento que puedan usar en un mundo con condiciones ambientales en permanente cambio. El equipo de SIG brinda una amplia gama de experticia geoespacial en áreas tales como ecología, silvicultura, riesgo de incendio y gestión de peligros, economía ambiental, planeación urbana y regional, recursos naturales, manejo del recurso hídrico y funciones de los ecosistemas.

SIG es actualmente un eje estratégico de consorcio, socio en SERVIR-Mekong y mantiene una red de universidades conformada por la Universidad de San Francisco, Universidad de Vermont, Universidad de Hawái, Universidad de California y Universidad de Colorado. Como parte del proceso de fundación del Consorcio, SIG empezó el desarrollo de un memorando de entendimiento de largo plazo con su entidad hermana la Universidad Javeriana, con sede en Cali, Colombia. SIG compartirá su experiencia y enfoque en mapeo de recursos naturales, desarrollo de herramientas, analítica geoespacial y apoyo en la toma de decisiones en persona con tomadores de decisiones gubernamentales y grupos claves de la sociedad civil de la región de la Amazonia. Adicionalmente, el grupo de tecnologías de la información de SIG puede brindar apoyo para diversas necesidades de gestión y almacenamiento de datos y distribución web para la vida del programa.

ACCA es una organización peruana sin ánimo de lucro que ha sido líder en innovación en iniciativas de conservación, investigación y manejo de la biodiversidad de la Amazonia desde 1999. Su misión es proteger los paisajes más diversos del planeta, capacitar a la próxima generación de conservacionistas y fortalecer los medios de vida sostenibles. ACCA tiene su sede principal en Lima y cuenta con oficinas regionales en Madre de Dios y Cusco. Opera tres estaciones de investigación biológica de clase mundial que ofrecen un gradiente altitudinal único desde bosque nublado hasta piedemonte y llanura amazónica de tierras bajas. Miembro de múltiples alianzas relacionadas con la Amazonia, ACCA trabaja con la Asociación de Conservación de la Amazonia (ACA) en Washington DC y con la Asociación Boliviana para la Investigación y Conservación de Ecosistemas Andino-Amazónicos (ACEEA) en Bolivia.

La estrategia de intervención de ACCA se basa en cuatro líneas programáticas: 1) Ciencia y Educación, como una manera de generar información y transferirla a tomadores de decisiones; 2) Protección de Hábitats, identificando áreas de alto valor ecológico y social para conservación; 3) Medios de Vida Sostenibles, con iniciativas rentables basadas en el uso sostenible de los recursos naturales para mejorar la calidad de vida de los residentes rurales y las comunidades indígenas; y 4) Identificación de Amenazas y Avances en Soluciones, en las que la acción tecnológica, científica y política juega un rol importante.

Actualmente, ACCA se enfoca en el monitoreo de la deforestación casi en tiempo real con información satelital, apoyando al Gobierno del Perú para mejorar la respuesta política frente a la información sobre deforestación. El Monitoreo del Proyecto Andino-Amazónico (MAAP) está dedicado a monitorear la deforestación en la Amazonia en casi tiempo real usando la tecnología satelital más moderna. MAAP fue puesto en marcha en 2015 con financiación de Ciencias Aplicadas de la NASA. MAAP ha publicado más de 90 informes públicos de alto impacto (y 50 informes confidenciales adicionales para agencias del gobierno).

Otras actividades incluyen la promoción de un sistema regional de áreas de conservación en Cusco y la implementación de iniciativas locales para la gestión de los recursos naturales en sitios de alta deforestación en Madre de Dios. Nuestro enfoque se basa en la investigación científica, con un eje fundamental de estaciones tecnológicas y biológicas y trabajo de campo en los Andes amazónicos.

IMAFLORA (Instituto de Manejo y Certificación Forestal y Agrícola) es una organización brasileña no gubernamental sin ánimo de lucro creada en 1995 para promover la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales y para generar beneficios sociales en los sectores de silvicultura y agricultura. Su trabajo se enfoca en el manejo de ecosistemas y protección de la biodiversidad mediante el análisis de cómo las actividades humanas impactan los servicios
ecosistémicos. IMAFLORA brinda una amplia gama de experticia ambiental para apoyar políticas locales de desarrollo ambiental en comunidades y áreas protegidas. Su trabajo además se enfoca en la agricultura resiliente al clima y la silvicultura para mitigar y adaptarse a los impactos del cambio climático. El mapeo de áreas forestales y agrícolas de IMAFLORA busca comprender el impacto de la actividad económica rural y el uso de la tierra en los medios de vida y el medio ambiente. IMAFLORA orienta el manejo de los ecosistemas hacia el cumplimiento con cadenas de suministro sostenibles de productos básicos (commodities), construyendo sistemas de rastreo para que el sector privado y los consumidores entiendan mejor los impactos de sus acciones en el medio ambiente. Los sistemas de rastreo son parte de programas de certificación ambiental, esfuerzos que son complementarios al potencial de SERVIR-Amazonia para articular la teledetección con esfuerzos sobre el terreno para monitorear la actividad humana.

Desde la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo (1992), IMAFLORA ha trabajado para promover principios de Gobierno Abierto, buscando influir en la construcción de políticas forestales, agrícolas y climáticas acordes con los principios de un gobierno abierto – transparencia en las decisiones y rendición de cuentas a la sociedad, participación y políticas de control social, y el uso de tecnologías para facilitar el cumplimiento de estas metas.